¿Querés tener más dinero en tu cuenta bancaria del que tenés?

Seguro que sí. Sin embargo, ¿cuánto tiempo dedicás semanalmente a llevar un recuento de tus gastos e ingresos? Seguro que muy poco. Esto le sucede a la mayoría de las personas, y sin embargo, ambas cosas están muy relacionadas.

Para que el saldo de tu cuenta bancaria crezca, hay que cuidarlo, y para eso hay que prestarle atención: de eso se tratan las finanzas personales.

Finanzas personales

Por finanzas personales se entiende la gestión que requiere un individuo o familia para ganar dinero, planificar, ahorrar y gastar a través del tiempo. Muchas veces creemos que para gestionar el dinero basta trabajar para ganarlo, pero a fin de mes nos damos cuenta de que así como lo ganamos, lo gastamos. Por eso es necesario aprender a gestionar las otras dimensiones de las finanzas personales: la planificación, el ahorro y la inversión.

A continuación te contamos 5 motivos por los que aprender a gestionar tus finanzas personales te ayuda a aumentar tu saldo bancario.

01) Aprendés a planificar tus gastos

Cuando planificás tus gastos con antelación hacés un acuerdo contigo mismo sobre cuáles gastos son prioritarios y cuánto dinero les vas a asignar. Por supuesto, eso depende de ti y tu voluntad de cumplir con lo acordado. Pero si no lo hacés vas a saber que infringiste el acuerdo y que desembolsaste dinero que podrías haber ahorrado. Y una vez que sabés cuánto habrías podido ahorrar empezás a procurar hacerlo.

02) Reducís los gastos suntuarios porque conocés su valor total a fin de mes

Los gastos suntuarios u ocasionales son aquellos a los que casi no les prestamos atención, no los tomamos en cuenta en la planificación mensual y después de hechos los borramos de la memoria, como si jamás hubieran existido. En gran medida, son los responsables en ese desvío que hay entre el saldo que nos imaginamos a fin de mes y el real. Gestionar tus finanzas personales te ayudará a conocer estos gastos, hacerlos palpables, medirlos y después planificarlos o eliminarlos. En todo caso: a fin de mes no habrá sorpresas.

03) Vas a poder eliminar deudas

Cuando empezás a planificar tus gastos en función de tus ingresos, aprendés el valor que tiene no tener deudas. Las deudas generan intereses, moras o recargos. ¡Ni que hablar de dolores de cabeza! Tener las finanzas ordenadas te ayuda a no pagar de más y además a disfrutar de esa tranquilidad.

04) Podés generar ahorros

Este es uno de los principales objetivos de ordenar tus finanzas, tener capacidad de ahorro. Tener dinero reservado te permite poder recurrir a él cuando tenés algún imprevisto o utilizarlo para aquellas metas que te habías propuesto: un viaje, una casa, un auto o solo la tranquilidad de poder usarlo cuando quieras.

05) Podés invertir y generar más ingresos

Y aquí está el objetivo último de las finanzas personales: que el dinero genere más dinero. Si ahorrás, podés invertir el dinero en instrumentos financieros que te generen más dinero, como los bonos o las acciones. Por supuesto, estas decisiones implican conocer esos instrumentos. Pero son puertas que se abren cuando la gestión del dinero es ordenada y las finanzas personales están súper dominadas.

Conclusión

En Ábaco queremos ayudarte a que seas un experto en finanzas personales. Nuestra herramienta te permite controlar mejor tu dinero y conocer cómo estás gastando para que planificar tus gastos y generar ahorros te resulte mucho más sencillo. Te invitamos a que te anotes a nuestro piloto de forma completamente gratis y a que te suscribas a nuestro newsletter para que recibas nuestros consejos sobre finanzas personales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

-->